“Amenazas de EEUU contra Venezuela representan un retroceso en las relaciones con la región”

El Representante Permanente de Venezuela ante Naciones Unidas, Rafael Ramírez, aseguró que las recientes amenazas del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, representan un terrible retroceso en su relación con la región.

"La estabilidad de Venezuela tiene mucho que ver con la estabilidad de la región, si Venezuela entra en un proceso de desestabilización se vería afectada toda América Latina, incluyendo el Caribe y Centroamérica. Venezuela es un país que ocupa una posición muy importante en la región y ha contribuido siempre a la estabilidad de la misma", aseguró el embajador Ramírez.

El diplomático venezolano señaló que esta nueva amenaza del gobierno de los Estados Unidos es muy grave y representa el primer antecedente de una posible acción militar contra nuestro país anunciada por un presidente extranjero, particularmente de uno de los países más poderosos en términos militares.

Ante esta situación, el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela ha reaccionado de una manera muy firme y ha manifestado el rechazo a estas acciones. De igual manera, países de la región han ofrecido una respuesta unísona en contra a estas agresiones, tanto los hermanos países del ALBA, como otros que adversan a Venezuela en términos políticos, han expresado su oposición y su repudio a estas amenazas.

Ramírez insistió en que Estados Unidos continuará avanzando con este tipo de agresiones, lo cual va en contra sentido a un proceso de negociación que se desarrolla en el país, un proceso de normalización de la situación de la violencia generada por la oposición venezolana algunos meses atrás.

"Luego de la instalación de la ANC donde hubo una votación muy alta en la elección de sus candidatos para su conformación, al día siguiente la oposición se desmovilizó, no ha habido ningún hecho de violencia y se convocó a elecciones regionales en las cuales la oposición está participando e inscribiendo sus candidatos para las 23 gobernaciones, lo que evidencia un gran interés en este proceso. Al participar la oposición en este proceso lo reconoce como procedimiento legítimo para allanar los caminos de la resolución política", refirió el Jefe de la delegación venezolana ante la ONU.

Ramírez señaló que a raíz del estruendoso fracaso de los Estados Unidos en la Organización de Estados Americanos (OEA), que no puedo completar los votos para una acción concreta contra Venezuela, entre otras cosas por la acción firme del Caricom, continuarán actuando de manera bilateral y en otros ámbitos, así como en Naciones Unidas y otros organismos para seguir torpedeando el proceso de paz en Venezuela y el proceso político.

"Es algo que queremos denunciar y manifestar, que le haremos frente con toda nuestra capacidad diplomática y con la solidaridad de todos los países hermanos que independientemente de las diferencias que tengamos, no están de acuerdo con una intervención militar en el país, la injerencia extranjera y las acciones desmedidas tomadas por EEUU en el ámbito internacional".

En relación con las sanciones a funcionarios venezolanos, Ramírez manifestó su rechazo a estas acciones unilaterales que pretenden deslegitimar al Estado y sus instituciones, tal y como lo han hecho en países del Medio oriente, los cuales desde hace más de 10 años están sumidos en una grave crisis.

En el tema económico los Estados Unidos también han amenazado con imponer sanciones, sin embargo el sistema refinado norteamericano es altamente dependiente del petróleo venezolano, debido a que Venezuela representa el más grande proveedor de crudos pesados y medianos en la región, sobre todo ante la declinación de México.

En este sentido, la asociación de refinadores de crudo alertó a la administración norteamericana sobre el impacto económico negativo que tendría para los Estados Unidos este tipo de medidas.

Sin embargo, Ramírez explicó que desde hace algunos años Venezuela ha diversificado sus mercados petroleros, debido a las sanciones impuestas a Petróleos de Venezuela, en el año 2010, por las relaciones con las relaciones con la Republica Islámica de Irán.

"Ahora le vendemos a China, más de 600 mil barriles, le vendemos a la India más de 400 mil barriles, nos hemos estado preparando y anticipando para este tipo de medidas, porque desde la administración Bush se han planteado siempre como objetivo golpear a nuestra empresa nacional porque saben que estarían golpeando a la economía", aseguró el Representante Permanente de Venezuela.

Sobre la posible incorporación del tema de Venezuela en la agenda del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, Ramírez recalcó las declaraciones ofrecidas por el actual presidente del Consejo, el embajador de Egipto Amr Abdellatif Aboulatta, quien ha dejado claro que la situación de Venezuela no representa una amenaza a la paz y a la seguridad internacional.

Fuente: Misión ONU-Venezuela

 

 

link CDCVE