¿Por qué "sabemos" tanto, pero tan poco sobre Venezuela?

chavismo

Pedro Castilla, Comite Óscar Romero de Cádiz

1.- Los medios de desinformación y alineación.

Las imágenes y cabeceras que, diariamente, digerimos en televisión o grandes periódicos van socavando paulatinamente nuestros pensamientos, conciencia y hasta suscitando consenso con sus interesadas líneas editoriales. Sin darnos cuenta, nuestra forma de pensar es ajena a nuestra voluntad y convicciones. Ya decía Malcon X: "Si no estamos atento a los medios de comunicación, terminaremos amando al opresor y odiando al oprimido". Tal es el caso de Venezuela, ante la conciencia pública occidental.

 

Eduardo Galeano, pronunció: "El caso más escandaloso de manipulación mediática mundial es, hoy por hoy, el caso de Venezuela.

En el gran teatro del bien y del mal hay una distribución entre ángeles y demonios. Y Hugo Chávez es uno de los principales demonios, es un dictador desde el punto de vista de los fabricantes de opinión pública mundial". Nadie puede dudar de los esfuerzos que los grandes medios de comunicación realizan continuamente para mantener en portada al país caribeño. Y no precisamente para vender sus

bondades, que son ocultadas, sino para generar una corriente de opinión totalmente negativista, a través de infundios, sesgos e infamias. ¿No representa ello algo sospechoso?

En países como México, Honduras o Colombia, donde líderes campesinos e indígenas, sindicalistas, periodistas y defensores de los derechos humanos son asesinados por cientos cada año, los medios y gobiernos afines al sistema silencian tan graves aberraciones. Y sin embargo, qué diferente es el tratamiento hacia Venezuela, donde no ocurren estos atropellos, sino más bien todo lo contrario, ya que todos estos colectivos disfrutan de múltiples concesiones y son respetados y escuchados.

2.- Consecuencias del capitalismo neoliberal.

Por otro lado, cada vez hay más personas conscientes de que esta "crisis" actual no es solo una crisis económica y financiera, sino que tiene muchos más rostros: la escandalosa desigualdad, la especulación, el desempleo, el cambio climático, el consumismo, la violación constante de los derechos humanos, la deficiencia energética, la manipulación mediática y la socavación de la democracia están relacionados y son indicios de una crisis general del sistema.

Algunos de los hoy "presos políticos" detenidos por manifestarse pacíficamente contra el dictador Maduro. para los que Felipe González y el Parlamento español exigen la liberación inmediata, porque Maduro al detenerlos ha violado el derecho de manifestación.

El actual sistema económico imperante no ofrece una respuesta a los problemas que demanda la mundialidad. Más bien es el origen de esas escandalosas desigualdades existentes, de la terrible hambruna, de los numerosos conflictos armados, del desempleo, de los inhumanos desahucios, de la alta emigración y crueles campos de refugiados o del grave deterioro medioambiental.

Este modelo económico, desprovisto de alma humana, es un zombi que tiene como objetivo principal alimentarse de dinero. Utiliza a la persona como un medio para conseguirlo y saquea los recursos naturales para saciar su esquizofrénica ambición. Se podría decir que tanto los recursos humanos como naturales son maltratados, en aras de satisfacer el beneficio exclusivo de una élite

3.- El fascismo en su mayor exponente.

Afirmaba el estudioso Neumann que "cuando el poder económico camina de la mano del poder político el fascismo anda cerca". Por si fuese poco, tan bien avenida pareja ha gestado al especulador y fecundo poder financiero. Y a este faraónico tripartito, se le han ido sumando además, los globales poderes mediáticos y militar (OTAN). ¿Cómo podría definirse hoy a tan singular conspirador quinteto, que va más allá de las fronteras del antiguo fascismo?

Esta bestia apocalíptica, borracha de poder, envalentonada y arrogante, deconstruye a su paso toda siembra de humanidad, libertad y democracia, germinada tras el aprendizaje de siglos de horror. Y no quieren que broten las espigas de la paz y felicidad mundial,

fecundadas por la fraterna igualdad, porque esa élite poderosa y sus serviles secuaces, se creen los amos del mundo con pleno derecho a conducir los designios del Planeta y su gente, y en administrar sus recursos. Ellos, que han secuestrado la verdad, la razón y

las leyes, deciden qué es lo bueno y lo malo, la verdad y la mentira, cuándo son necesarias las guerras y extraer loca y vilmente las entrañas de la Pacha Mama.

Decía el poeta francés Baudelaire: "El mayor truco del diablo es hacer creer que no existe". La machacona influencia mediática se encarga de aplicar la magia para lograrlo.

Pero sí existe. Es el mismo que durante milenios viene segando o azotando toda vida humana dispuesta en transmitir y luchar por la Igualdad y la Libertad, que son los únicos antídotos capaces de hacerlo extinguir. De ahí su endemoniada fiereza contra todo

aquello que atente a su trono y privilegios. Se presenta noblemente revestido, bajo mil caras, por todos los palacios del poder mundial. Los medios, se encargan de disimular sus facciones más delatoras por aureolas de ángel, pero el azufre de su maldad es

detectado inmediatamente por las personas de bien, que ven con los ojos del amor y el olfato de la razón.

Henrique Capriles, que pretende substituir a Maduro en la jefatura del estado. dirige rodeado de encapuchados, la manifestación (kale

borroka), que ha producido esta semana 35 muertos.

4.-El fascismo globalizado contra la esperanza Bolivariana.

Este satánico poder se ensaña hoy, con toda su pérfida virulencia, contra el noble y valeroso pueblo venezolano que ha osado caminar por las sendas legítimas de su autodeterminación. Y no tanto para sustraerle sus abundantes recursos, como ya lo viene ejecutando con el resto del planeta, sino, sobre todo, porque se ha atrevido a mostrar al mundo una alternativa de paz y felicidad mundial.

La esperanzadora revolución bolivariana está esparciendo a los cuatro vientos el "atrevido" antídoto neoliberal, a través del botafumeiro que encierra todos sus genuinos y fraternos programas sociales ("sello de la casa"), como prueba de que se puede vivir

mejor sin las ataduras de los amos del mundo. Es por ello que convierte a Venezuela en el país más peligroso para los intereses del sexteto apocalíptico (ya viene alcanzando al quinteto el sexto jinete, que es el poder de las grandes corporaciones). Engañaba Obama

cuando decía que Venezuela atentaba a la seguridad de Estados Unidos, porque Venezuela sí representa una esperanza para el pueblo estadounidense, aunque sí también una amenaza para los intereses que defiende la gobernanza del país más belicoso del mundo.

Decía recientemente Evo Morales: "Los enemigos saben que si nos dejan solos y en paz seremos capaces de demostrar que otro mundo es posible". Desde que Hugo Chávez asumió el gobierno y enseñó sus credenciales de Igualdad, Libertad y soberanía popular, Venezuela no ha tenido un momento de respiro en estos 18 años: un golpe de Estado y cinco intentonas, continuas guerras económicas y de divisas, y persistentes ataques mediáticos. Y con un único proyecto opositor: desestabilizar y derrocar a los distintos gobiernos chavistas, a pesar de estar legitimados, una y otra vez, por el pueblo venezolano. Hay que resaltar que la oposición venezolana está dirigida por la oligarquía empresarial del país. A pesar de ello, los logros sociales conseguidos son reconocidos por altos estamentos mundiales.

¿Cuánto más hubiese logrado la Venezuela de Chávez y Maduro, si la hubiesen dejado en paz? El benévolo y noble interés por solucionar la grave situación actual, no puede dirigirnos o tranquilizarnos con dar un tirón de orejas a cada uno y ahora que se abracen en paz. La ingenuidad no puede conducir a ello, ya que el conflicto se encuentra enraizado profundamente en los modelos de sociedad que se pretenden por ambas partes: el de la fraterna Igualdad por la que apuesta el gobierno venezolano (con todos sus errores y contradicciones) contra el de la desigualdad anterior o histórica que intenta la oposición (no nos olvidemos quiénes son y con quiénes están los líderes de la oposición); el de una patria grande latinoamericana, libre e independiente y con sus propias instituciones o

continuar siendo el jardín privado de Estados Unidos; el de la soberanía venezolana o el de la sumisión a los intereses de Estados Unidos; el de un mundo pluripolar compuesto por países libres y soberanos u otro unipolar dominado por una élite mundial en la sombra...

5.- El terrorimo opositor venezolano.

Chavista quemado vivo en Plaza Altamira, municipio Chacao

Afirmaba en estos días la opositora María Corina Machado: "La salida debe producirse de cualquier forma". Estos agresivos opositores saben muy bien que los actos violentos que han propiciado acarrearían terribles consecuencias, pero su odio racial -transmitido a sus

seguidores- y sus ansias por recuperar las riquezas del país, de las que se creen sus únicos herederos, les llevan a despreciar la vida humana, el sufrimiento de las personas y la democracia. La paz es su peor aliada, porque la estabilidad y progreso que conlleva

los condena a ser unos ciudadanos más, con sus inmensas riquezas sospechosamente conseguidas antaño, pero unos ciudadanos que estarían sometidos a unos gobiernos dirigidos por el pueblo. Y su infinita soberbia no se lo permite.

Tras perder las elecciones con Maduro, el ultraderechista Henrique Capriles, el 15 de abril de 2013, convocó a la oposición a "descargar la arrenchera (rabia) en las calles". Resultado: 11 chavistas asesinados, múltiples centros de salud y sedes del PSUV

incendiados y varios médicos cubanos agredidos. En el año 2014, el opositor Leopoldo López, incitó a tomar las calles para propiciar "La Salida" del presidente electo Nicolás Maduro. Resultado: 42 personas asesinadas y cuantiosos daños sobre el mobiliario urbano.

Caza sistemática de policías que patrullan aislados lejos de la manifestación

El actual agravio, iniciado desde la OEA, ha producido hasta el momento más de 40 muertos e innumerables heridos. Nueve de ellos son Guardias Nacionales ¿Cómo hubiese actuado el gobierno español de haber sido asesinado un solo policía nacional?

¿Cómo tratarían los medios toda esta barbarie? Desde España, en cambio, se las achaca al gobierno de Maduro. Esta hipocresía y parcial comportamiento, también los hace cómplice de la extrema violencia que se vive en Venezuela. Abyecta y ruin es la conducta del gobierno español aprovechando continuamente tan dramático trance, para ocultar sus viles episodios de corrupción, al mismo tiempo que los usufructúa para beneficiar a la facción opositora, verdadera y única causante del terrorismo que padece Venezuela.

La neutralidad o la indiferencia son cómplices de esta barbarie

Solicitaba en estos días el ministro venezolano, Elías Jaua, a los pueblos del mundo: "No nos dejen solos, como se dejó a Allende". Ya sabemos todos la "democracia" terrorífica que implantó el sanguinario de Pinochet en Chile o Uribe en Colombia, por poner dos ejemplos. La historia se repite una y otra vez. Una vez desbancado del gobierno al presidente "molesto", el peón sustituto de los amos del mundo, se quita la careta de bondad y muestra su verdadero rostro de terror. Como lo demuestran actualmente, Macri, Temer, Peña, Orlando...

Siempre se ha dicho que la paz es fruto de la justicia. Y es cierto. Mientras no se implante en el mundo una Justicia basada en la fraternidad, la igualdad y la libertad, nunca podrá lograrse la paz.

Nunca podrá alcanzarse la paz en la Patria grande latinoamericana, mientras Estados Unidos (en los últimos 150 años no ha habido un solo país latinoamericano que no haya sido invadido o sufrido golpe de estado por parte de esta potencia del Norte) no respete la soberanía y recursos de toda Latinoamérica y continúe alimentando y apoyando a las codiciosas élites de todos los países que la componen.

¿Es acaso la Escuela de las Américas una institución para llevar la Paz?

En la patria de Bolívar, la Negra Hipólita, Guaicamacuto, Teresa Carreño, Josefa Camejo o Chávez, se está librando en estos momentos la contienda más decisiva para el devenir mundial. Abatiendo a la reina de este tablero de ajedrez, en el que el Neoliberalismo ha

convertido al mundo, continuarán derribando a las restantes significativas piezas latinoamericanas. Los partidos emergentes occidentales, que juegan su particular estrategia, quedarán entonces, a merced de los siniestros jinetes como simples y

aislados peones a derrocar.

La neutralidad e indiferencia o la intervención decidida en esta crucial batalla por los designios del Planeta, como se está librando en Venezuela, nos convierte en cómplices de este ignominioso sistema o en dignos defensores de otro mundo más justo y digno. El propio Papa Francisco, ha provocado en varias ocasiones un diálogo por la paz, que siempre termina abandonado la oposición y hasta acaba de emitir un serio comunicado repudiando las acciones de obispos venezolanos que apuestan por la violencia. La unión pacifica, pero decidida, de todas aquellas personas, instituciones o partidos políticos que apuestan por otro mundo más justo y fraterno es fundamental en estos momentos.

Disponemos de un planeta maravilloso y se nos ha regalado una vida fascinante, para que la disfrutemos todos los seres humanos en abundancia, en armonía y en el bienestar que proporcionan las fraternas relaciones. Para conseguir esa felicidad y paz mundial,

debemos considerar que los recursos debemos compartirlos en la Igualdad que exige nuestra hermandad, en la Libertad inalienable que se nos obsequia por el mero hecho de nacer y en el respeto total a la madre naturaleza. Sólo así se podrá conseguir la paz y felicidad mundial.

Pedro Castilla, Comité Oscar Romero de Cádiz

 

 

link CDCVE