David Choquehuanca, secretario general del ALBA, denuncia el silencio de algunos países ante las "amenazas" de EEUU y la OEA contra Venezuela

Choquehuanca0726

El secretario general de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), David Choquehuanca, ha denunciado este miércoles que algunos países de la región "callan" ante las "amenazas" que tanto Estados Unidos como la Organización de Estados Americanos (OEA) han lanzado contra Venezuela para intentar frenar la Asamblea Constituyente convocada por el Gobierno de Nicolás Maduro.

Choquehuanca ha afirmado, en un encuentro con la prensa celebrado en la Embajada de Venezuela en Madrid, que la nación caribeña es víctima de una "agresión" cuyo objetivo sería hacerse con sus recursos naturales. "Porque no es solo el petróleo", ha subrayado el ex canciller boliviano, recordando que también tiene importantes yacimientos de oro y reservas de agua.

El diplomático latinoamericano ha incidido en que Venezuela y "todos los países que han adoptado el formato" de la Revolución Bolivariana han sufrido en algún momento presiones de este tipo. "Hemos tenido experiencias amargas en el pasado (...) pero nuestros pueblos se han levantado", ha indicado.

Choquehuanca se ha referido en concreto a las recientes declaraciones del director de la CIA, Mike Pompeo, en las que reveló que durante sus encuentros con las autoridades de Colombia y México expresó el "profundo interés" de Estados Unidos en que Venezuela se mantenga "tan democrática como sea posible" y que el Palacio de Miraflores ha interpretado como la confirmación de que la Casa Blanca prepara una intervención con la ayuda de sus vecinos regionales.

"Por principio, todos deberíamos rechazar esas declaraciones. Somos pueblos soberanos y las autoridades tenemos la obligación de no aceptar ese tipo de declaraciones (...) Ningún pueblo, ningún país, puede aceptar ese tipo de amenazas, que no ayudan en nada, es más aportan a la incertidumbre", ha dicho.

"Yo no sé por qué están calladas muchas de nuestras autoridades", ha cuestionado, al tiempo que ha sugerido que los países que no se han pronunciado en contra de las palabras de Pompeo podrían estar sujetos a "algunos condicionamientos". "Algunos gobiernos son instrumentalizados y se prestan (...) para dañar", ha añadido.

ALMAGRO YA NO SIRVE

Choquehuanca también ha cargado contra el secretario general de la OEA, Luis Almagro, al que ha acusado de "dividir" al bloque continental y a Venezuela por su intención de suspender a Caracas como país miembro en represalia por la "ruptura del orden constitucional" que considera que Maduro ha propiciado.

A este respecto, el ex ministro de Exteriores de Bolivia ha revelado que hasta ahora ha tenido un "contacto permanente" con su homólogo de la OEA sobre la cuestión venezolana, pero ha augurado que esto podría cambiar porque Almagro "ha perdido toda autoridad". "La OEA está enferma", ha aseverado.

Como alternativa ha defendido la iniciativa de mediación de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), que lidera el ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero y de la que también forman parte los ex presidentes Martín Torrijos (Panamá) y Leonel Fernández (República Dominicana).

"Deberíamos escucharles", ha dicho sobre el trío de ex presidentes. "Deberíamos escucharles porque conocen, han estado allá, han estado conversando con la oposición, con las autoridades políticas, han estado caminando por las calles. Tienen mucha experiencia", ha argumentado.

"DIÁLOGO O VIOLENCIA"

"Pero algunos no quieren escuchar", ha lamentado y ha reprochado que "todo el mundo quiere hablar de Venezuela aunque no sepa". Para Choquehuanca, muchas de las opiniones que se emiten desde el extranjero están influenciadas por la prensa, que "pinta la situación como si hubiera una guerra civil".

El jefe del ALBA ha revelado en este sentido que durante su estancia en España se ha reunido con algunas "autoridades" que le han transmitido su "preocupación" por la crisis venezolana. "Todos saben que en Venezuela hay dos caminos en este momento: un camino que va por el diálogo y otro camino que es la violencia", ha contado sin dar detalles.

"El camino del diálogo" conduce a la Asamblea Constituyente, mientras que "detrás del camino de la violencia no hay propuesta", ha enfatizado. Por eso, ha confiado en que este domingo, cuando están previstas las elecciones a la Asamblea Constituyente, "sea una fiesta democrática" que sirva para que los venezolanos "resuelvan sus asuntos".

"Hoy en día el valiente pueblo de Venezuela está en las calles defendiendo la democracia, su soberanía, su dignidad y los logros de la Revolución Bolivariana", ha valorado y ha instado a la región a unirse a él frente "a las agresiones que vienen de fuera". "No deberíamos permitir ninguna intervención, venga de donde venga", ha recalcado.

Interrogado sobre el panorama que dibujarán los comicios de este 30 de julio, Choquehuanca ha confiado en que "la situación no empeore" en Venezuela. "Yo soy optimista", ha declarado, apelando a la "hermandad" de los pueblos latinoamericanos.

ASAMBLEA CONSTITUYENTE

Maduro ha convocado una Asamblea Constituyente esgrimiendo que es la única forma de devolver la paz social a Venezuela, que desde abril sufre una nueva ola de violencia por la represión de las protestas contra el Gobierno, que ya han dejado más de cien muertos.

El 30 de julio los venezolanos elegirán a los 545 miembros de la Asamblea Constituyente, de los cuales 173 saldrán de sectores afines al 'chavismo' y 364 tendrán carácter territorial, a lo que se suman ocho representantes indígenas que serán elegidos el 1 de agosto.

La Mesa de Unidad Democrática (MUD) --coalición opositora-- ha alertado de que la Asamblea Constituyente es un intento de Maduro para perpetuarse en el poder. Por su parte, la OEA y numerosos gobiernos de la región han denunciado una "ruptura del orden constitucional" en Venezuela por la deriva autoritaria del Gobierno.

 

Madrid, 26 de Julio, (Europa Press / Notimérica)

 

 

link CDCVE