noindex, nofollow

Partido Comunista de España repudia Ley de Amnistía y condena acciones injerencistas en Venezuela

Publicado: Domingo, 10 de Abril de 2016 08:42
| Imprimir |

IMG-20160409-WA0007 

Durante el XX Congreso del PCE, este partido llama a la denuncia internacional de esta Ley de la Impunidad, que es apoyada por los grandes partidos y medios españoles.

El Partido Comunista de España declaró este sábado durante su XX Congreso, el repudio absoluto a la Ley de Amnistía promovida por la derecha venezolana y denunció que ésta procura institucionalizar la impunidad, al tiempo que condenó la acción injerencista de parte del gobierno español en los asuntos internos de Venezuela.

Durante el XX Congreso del PCE, en una resolución aprobada, esta organización llama a la denuncia internacional de esta Ley de la Impunidad, "que es apoyada por los grandes partidos y medios españoles". Y recuerda que la guerra económica, mediática y política que sufre Venezuela es parte del intento de restauración neoliberal que vive toda América Latina, con Brasil como otro de los escenarios de intervención.

Invitan a la movilización el próximo 19 de abril, en la Jornada Mundial en solidaridad con el pueblo venezolano y su Revolución Bolivariana.

Una ley hecha a la carta

Cayo Lara, Coordinador Federal de Izquierda Unida y miembro del partido Comunista de España señaló durante el encuentro que "el Gobierno español debería ser más respetuoso con el gobierno venezolano, creo que es una función que deberían haber cuidado de una manera escrupulosa".

Acerca de la ley de Amnistía el político español señaló que "ésta es una ley de impunidad que busca amnistiar delitos que no son políticos, sino que se han producido contra un Código Penal o contra una legislación determinada en Venezuela". Recalcó el líder histórico de IU que la llamada Ley de Amnistía venezolana "es una ley de punto final, hecha a la carta de cada uno de los delitos que han cometido los opositores al gobierno bolivariano. Es un despropósito absoluto".

Promovida por oligarquías europeas y de AL

Por su parte Alberto Garzón, diputado de Izquierda Unida-Unidad Popular y candidato a la presidencia del Gobierno de España al referirse a la Ley señaló que su contenido demuestra "el revanchismo y la instrumentalización política para derribar todas las conquistas sociales alcanzadas por las clases populares en Venezuela."

Apuntó el parlamentario español que el tema "está absolutamente mediatizado por una oligarquía que se siente ahora capaz de poder derribar esas conquistas y para eso utiliza todos los instrumentos a su disposición. Antes utilizaba la violencia, ahora cree que a través de mecanismos legales como la ley de amnistía, puede convencer a la ciudadanía de que todo lo que ha sucedido en las últimas décadas tiene que ser suprimido".

Acusó que detrás de este pretendido instrumento "se esconden intereses oligárquicos". Así mismo fustigó "la injerencia del Gobierno español, los ataques de diferentes instituciones españolas, de empresas hasta partidos políticos a todo lo que significa el proceso bolivariano" y advirtió que "detrás de estos ataques se esconden intereses económicos y empresariales", vinculados con las grandes transnacionales europeas y españolas "con intereses en Venezuela sino en toda América Latina".

La injerencia se propone desestabilizar

Entre tanto Willy Meyer, ex diputado de la Eurocámara por IU, se pronunció sobre las acciones injerencistas del gobierno español en Venezuela considerando que "desde el punto de vista diplomático y político es incomprensible e inadmisible".

Respecto a la Ley de Amnistía apoyada y promovida desde España, argumentó que "quiere es poner en la calle a criminales".

La derecha europea, prosiguió, y especialmente la derecha española quiere que se aplique en Venezuela lo que aquí por ley no se puede aplicar y es que cualquier criminal que tenga detrás delitos de sangre como es el caso, no puede ser amnistiado. No existe la figura de amnistía en la Constitución española y por tanto nos parece una injerencia inadmisible. Lo que se esconde detrás es el intento de desestabilizar también Venezuela.

Puntualizó que la derecha internacional "no se cansa". Despúes de Chile, ahora están con Brasil, Bolivia...es decir hay un intento por parte del imperio, muy apoyado por la derecha norteamericana y por la derecha europea, para que la voluntad y la soberanía nacional se quiebre por la vía de la desestabilización y este el caso, señaló.

Para Fran Pérez, integrante de la Comisión Internacional de Izquierda Unida, "Leopoldo López llamó a la gente a dar un golpe en la calle, llamó él mismo a la salida de un sistema democrático y eso es inaceptable". En cuanto al apoyo a esta ley desde el estado español, Pérez apuntó que "cualquier intento de socavar la soberanía de Venezuela es inaceptable. Venezuela es un país democrático que tiene un gobierno bolivariano por decisión del pueblo venezolano y por tanto no se puede intervenir en los asuntos internos de Venezuela.

"Rajoy y su gobierno ya forman parte de una conspiración internacional que pasa por Colombia, Miami y que tiene como objetivo derribar al gobierno bolivariano y eso es completamente antidemocrático inaceptable y golpista y así lo tenemos que denunciar"

Isea: violan derechos de las victimas

Durante el encuentro del Partido Cuminista de España, participó como invitado especial el embajador de Venezuela en España, Mario Isea Bohórquez, quien en su saludo al Congreso agradeció en nombre del gobierno bolivariano la solidaridad expresada de manera constante por el PCE a Venezuela frente a la sistemática campaña de ataques contra el proceso bolivariano y describió aspectos concretos de la ley de Aministía.

"Esta Ley es inconstitucional y violatoria de los derechos de las víctimas de la violencia y el terrorismo que sectores antidemocráticos de la oposición venezolana han desatado, con apoyo internacional e injerencia a favor de la impunidad de terroristas y delincuentes en Venezuela, estafadores hipotecarios y bancarios que se proclaman perseguidos políticos". Igualmente Isea Bohórquez defendió el carácter democrático del gobierno del Presidente Nicolás Maduro y denunció "la campaña de vilipendio e injurias que desde España y Miami dirigen para alentar a la oposición a derrocar de cualquier modo al gobierno constitucional venezolano."

Prensa Embajada de la república Bolivariana de Venezuela en España, 09 de abril de 2016


Comunicado del Partido Comunista de España de Apoyo a Venezuela

Venezuela: una Ley de amnistía a la carta para criminales que apoyan PP, PSOE y C´sPCE / 09 abr 16

La mayoría parlamentaria opositora venezolana ha aprobado el llamado "Proyecto de Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional", con el apoyo entusiasta, en el Estado español, del Partido Popular, el PSOE y Ciudadanos. El presidente en funciones Mariano Rajoy, en un artículo en El País, daba su "apoyo sin reservas" "como todo demócrata" a "la Ley de Amnistía que está impulsando la valiente Asamblea Nacional de Venezuela".

Pero ¿qué están apoyando estos "demócratas" para Venezuela? La Ley amnistiará hasta 50 delitos cometidos "desde el 1 de enero de 1999 y hasta la entrada en vigor de la Ley", es decir, solo en los períodos de gobierno de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro, y siempre que se hubieran "cometido por la participación en manifestaciones o protestas" dirigidas "a cambiar el orden institucional o el gobierno establecido".

¿Qué delitos quedan perdonados? Por ejemplo, los "daños a los sistemas de transporte, servicios públicos, informáticos o de comunicación", la "destrucción o deterioro de caminos y obras destinados a la comunicación pública", la "importación o fabricación (...) de artefactos explosivos o incendiarios", "el uso de menores en la comisión de delitos", el "incendio y otros delitos de peligro común", la "instigación a la desobediencia de las leyes e instigación al odio", la "violencia o resistencia a la autoridad", etc., etc. Incluso delitos como el "tráfico de drogas de menor cuantía" o "fraude, estafa y usura (en la) construcción de viviendas" están incluidos en la lista.

La única condición: haberlos cometido persiguiendo "una finalidad política o un móvil político" mediante "protestas, manifestaciones, o reuniones" "contra la política general desarrollada por el Poder Ejecutivo Nacional".

Esta Ley no solo es una clara confesión de parte, por la que la oposición reconoce la utilización de la violencia para derribar al actual gobierno electo de Nicolás Maduro. Es, además, una "ley a la carta", confeccionada para sacar de prisión a una lista concreta de personas de las distintas fuerzas opositoras. El nombre más conocido es el de Leopoldo López, responsable directo de la ola de violencia que, en 2014, causó la muerte de 43 personas.

En las últimas semanas esta violencia de la derecha se ha recrudecido, y han caído asesinados un diputado chavista, un activista social y dos policías.

El XX Congreso del PCE llama a la denuncia internacional de esta Ley de la Impunidad, que es apoyada por los grandes partidos y medios españoles. Y recuerda que la guerra económica, mediática y política que sufre Venezuela no es aislada. Es parte del intento de restauración neoliberal que vive toda América Latina, con Brasil como otro de los escenarios de intervención.

El XX Congreso del PCE llama a participar, el próximo 19 de abril, en la Jornada Mundial en solidaridad con el pueblo venezolano y su Revolución Bolivariana.

Enlace: http://www.pce.es/docpce/pl.php?id=5921

(Madrid 9/4/2016)