Aclaratoria de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela ante las falsas informaciones difundidas sobre la Convocatoria a Asamblea Nacional Constituyente


escudo dos

Aclaratoria

Debido a las falsas informaciones que están siendo difundidas sobre la situación en Venezuela, la Embajada venezolana en España aclara lo siguiente:

1. El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el 1/5 que convocará una Asamblea Nacional Constituyente, haciendo uso de las facultades que le otorga el artículo 348 de la Constitución.

 

2. Esta convocatoria a una Asamblea Constituyente se plantea en un escenario en el que la oposición se sigue negando al diálogo y persiste en promover la violencia y el bloqueo institucional. Con ésta se busca abrir un amplio espacio de diálogo, en el que participen todos los sectores de la vida nacional, para recomponer consensos sobre los asuntos clave para el país; desarrollar un proceso de elecciones en el que todos los poderes públicos se sometan a las urnas; y evitar que sectores de la oposición continúen usando la violencia con fines políticos. Figuras exigidas por algunos voceros políticos como unas elecciones generales o el adelanto de las elecciones presidenciales no existen en nuestra Constitución. La convocatoria a una Constituyente ofrece una salida pacífica, democrática y constitucional a la situación actual.

3. La Asamblea Nacional Constituyente no conlleva a la disolución de la Asamblea Nacional, ambas entidades coexistirán, como ocurrió en el proceso Constituyente de 1999.

4. De acuerdo a la legislación venezolana, corresponde al Consejo Nacional Electoral de Venezuela (uno de nuestros cinco Poderes Públicos independientes), con base en la convocatoria realizada por el Presidente, pronunciarse sobre el nuevo cronograma electoral y el procedimiento que se seguirá para la elección de los constituyentes, que se estima podrían ser unos 500 ciudadanos. Como ya se certificó en el proceso Constituyente de 1999, es falso que los partidos políticos no van a poder participar en el mismo, o que se vaya a elegir a dedo a "unos delegados" para redactar un texto constitucional "a la medida".

5. Luego de hacer el anuncio, el Presidente, como es lógico, motivó a sus seguidores, a las organizaciones populares y de la sociedad civil afín a la Revolución Bolivariana a organizarse para participar, lo cual no excluye que los sectores que le adversan hagan lo mismo. De hecho, los miembros de la Comisión Presidencial Constituyente han enfatizado la importancia de la participación de todos los sectores de la vida nacional para lograr la reconciliación y la paz.

6. Una vez más queda en evidencia que las divisiones en el seno de la oposición le impiden ofrecer un proyecto de país y presentarse de forma coherente a un proceso electoral de la envergadura planteada. Sólo eso explica que hoy cataloguen de autogolpe la convocatoria a una Constituyente que desde 2013 ellos mismos han promovido como una de sus opciones, especialmente luego de que ganaron la mayoría de la Asamblea Nacional en diciembre de 2015.

7. Rechazamos nuevamente los intentos de algunos voceros de la derecha venezolana e internacional y sus medios de comunicación de invisibilizar el carácter absolutamente democrático del Gobierno Bolivariano, endilgarle una represión inexistente y estigmatizar como violento al pueblo chavista. Existen suficientes pruebas de que son sectores opositores los que están promoviendo acciones de violencia y las investigaciones sobre los lamentables fallecimientos ocurridos les señalan como sus principales responsables. En los pocos casos en los que se han detectado acciones irregulares de efectivos de seguridad, éstos ya han sido puestos a la orden de la justicia. La directriz de acción de los cuerpos de seguridad del Estado es preservar la paz y el orden social con un irrestricto respeto a los derechos humanos.

8. La Embajada venezolana en España hace de nuevo un llamado a la responsabilidad en la difusión de información sobre los acontecimientos en Venezuela y a que cese el apoyo directo e indirecto a los sectores que promueven la violencia como mecanismo para derrocar a un Gobierno democrático y constitucional.

Madrid, 3 de mayo de 2017.

 

 

 

link CDCVE