Plan Vuelta a la Patria continúa protegiendo a miles de venezolanos

El Plan Vuelta a la Patria es un programa creado por el Presidente Nicolás Maduro para ofrecer apoyo a los migrantes venezolanos que han expresado su voluntad de regresar al país, tras haber sido víctimas de trabajos forzados, explotación, esclavitud, xenofobia y discriminación, sometidos a circunstancias de miseria y pobreza extrema en los países a los que emigraron, en la búsqueda de una mejor calidad de vida.

 

La idea de emigrar se extendió rápidamente en Venezuela, a partir de 2015, especialmente, en la población joven, como una matriz reforzada por una intensa campaña mediática, dirigida a justificar una intervención "humanitaria" internacional contra el país. Un claro ejemplo de este fenómeno puede apreciarse en las redes sociales, donde diferentes organizaciones no gubernamentales, invitan a visitar sus páginas web, en las cuales difunden testimonios y reportajes de venezolanos en el exterior, acompañados con ofertas engañosas de empleo.

Ciento de venezolanos, engañados por los falsos cantos de sirena, vendieron sus viviendas, automóviles y demás bienes para costearse el viaje a otras latitudes, especialmente a países latinoamericanos, como Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, República Dominicana, Chile y Argentina, entre otros, con la premisa de encontrar un trabajo, remunerado en otra moneda, que con la devaluación del bolívar inducida por factores externos, a través del contrabando de extracción, significaba la multiplicación de su ingreso mensual.

Muchos de los venezolanos que emigraron, en los años recientes, se han visto en la necesidad de ser repatriados por el Gobierno Bolivariano para no perecer, en el intento de hacer vida en estas naciones, en las que no encontraron empleo ni pudieron costear una vivienda digna, consumiéndose su reserva de dinero en pocos meses, lo que los arrojó a las calles, desempeñándose como vendedores ambulantes, y teniendo que llegar a vivir, en muchos casos, en la calle.

 

A diferencia de estos países receptores de venezolanos en la región, la patria de Bolívar recibió a millones de inmigrantes que arribaron a esta tierra para procurarse una mejor calidad de vida, y la encontraron. Desde 1950, inició una inmigración importante de extranjeros hacia Venezuela, procedente de países de la vieja Europa, España, Italia y Portugal, Medio Oriente, Líbano y Siria, China, entre otros. Posteriormente, desde 1960, fueron acogidos millones de latinoamericanos, más de 6 millones de colombianos, además miles de chilenos, peruanos, ecuatorianos, uruguayos, dominicanos y argentinos.

A todos ellos, Venezuela los recibió con receptividad y les ofreció la oportunidad de hacer vida, encontrar un empleo digno, y en muchos casos, emprender un negocio propio, adquirir una vivienda, educar a sus hijos, disponer de servicios de salud gratuitos y disfrutar de espacios recreativos y de esparcimiento, incorporándose a la sociedad de manera plena, como un nacional más.

Según las estadísticas del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Venezuela es el segundo país de Suramérica receptor de migración y el país con menos migrantes voluntarios en el continente, oficializándose la cifra, según Acnur, a 1.600.000 venezolanos en la región.

Plan Vuelta a la Patria


El Gobierno Bolivariano, en atención a la situación de vulnerabilidad o dificultad económica que padecen ciudadanos venezolanos residentes en el extranjero, realiza un esfuerzo logístico, social, diplomático y económico, sin precedentes internacionales, para brindar apoyo y atención inmediata a los migrantes venezolanos, a fin de que puedan regresar a la patria, facilitándoles, además, su reinserción laboral, una vivienda digna y oportunidades de acceder a programas educativos, para que se incorporen y aporten al proceso de recuperación, crecimiento y prosperidad económica que impulsa el Presidente Nicolás Maduro en el país.

Así, el Gobierno venezolano desarrolla este programa de protección social en respuesta a una necesidad real, y cumplimiento del mandato constitucional que lo obliga a dar protección a todo ciudadano en situación de vulnerabilidad.

En este sentido, el Ministerio de Relaciones Exteriores ofreció cifras oficiales del número de repatriados por este programa, que suman un total de 8.484 venezolanos, quienes han regresado al país.

PAÍS REPATRIADOS

Brasil 6.413

Ecuador 741

Perú 756

Colombia 305

Argentina 171

República Dominicana 95

Chile 2

Panamá 1

Los retornos se han llevado a cabo a través de transporte terrestre y aéreo. La totalidad de los viajes, tanto en avión como en bus, son costeados en su integridad por el Gobierno de Venezuela, a través de flotas estatales.

El 78% de los beneficiados ha regresado por vía terrestre y el 22% lo ha hecho por canales aéreos. De los más de 8 mil venezolanos beneficiados por el plan, 55% han sido mujeres y 45% han sido hombres. Del total general, 66% han sido jóvenes y adultos; 22% han sido menores de edad, adolescentes y niños, y 12% han sido adultos mayores.

 

Los motivos declarados para acceder al beneficio responden, en su mayoría, a tres motivos:

El 60% de los repatriados indicó como primer motivo de retorno los problemas económicos y la imposibilidad de obtener un empleo digno en los distintos países a los que migraron.

El 47% señaló que regresaba a Venezuela debido al constante hostigamiento sufrido en el país receptor, xenofobia, racismo, discriminación, explotación laboral, rechazo, delitos de odio, explotación sexual, entre otros maltratos y serias violaciones a sus derechos humanos que las sociedades de estos países de la región, gobernados por la derecha, les propinaron, alejándose diametralmente del trato que Venezuela le ofreció a los migrantes procedentes de estos mismos países, tratándolos como a hermanos, pues este uno de los pocos, sino es el único país en el mundo en el que extranjeros ocupan cargos públicos, en ministerios, instituciones educativas y otros entes del Estado.

El 12% manifestó como motivo de retorno, el padecimiento de fuertes problemas de salud, cuyos tratamientos son impagables en los países a los que decidieron llegar, que además, carecen de un sistema de salud pública y de seguridad social digno, mucho menos, para los extranjeros.

Cabe destacar que el Plan Vuelta a la Patria consta de tres etapas o fases: Fase 1: Registro; Fase 2: Operación logística (traslado a Venezuela) y Fase 3: Inserción en el sistema de protección social de los repatriados. Asimismo, exige que el beneficiado o solicitante cumpla con los siguientes requisitos:

1. Ser ciudadano venezolano.

2. Manifestar el deseo voluntario de regresar a Venezuela y hacerlo con una actitud positiva y proactiva.

3. Inscribirse en el Sistema de Registro del Plan, aportando información actualizada y verdadera acerca de su situación en el extranjero, y consignando las copias o constancias de los documentos exigidos.

4. En caso de no poseer documentación, se deben entregar los datos de identidad exigidos en el registro, incluyendo la dirección de habitación o la dirección y datos de sus familiares en Venezuela para realizar las comprobaciones correspondientes.

5. No es necesario realizar ningún tipo de pago antes, durante o después del procedimiento.

6. No es necesario pertenecer o manifestar ningún tipo de ideología o afinidad política.

7. Basta con acercarse a los consulados de Venezuela del país en el que los interesados se encuentran residiendo.

8. No hay ninguna condición previa o requisito especial, salvo ser venezolano o venezolana.

9. Aquel compatriota que entregue datos falsos al registro y estos sean comprobados, quedará inmediatamente excluido del plan.

10. De igual manera, las personas que intenten generar problemas u obstaculicen el programa con actitudes irrespetuosas, u otras conductas negativas serán excluidos del beneficio.

11. Una vez registrado en el plan, el solicitante debe participar en las reuniones y convocatorias que realicen las misiones diplomáticas para informar sobre el mismo, estar atento a los llamados, prepararse adecuadamente para el retorno y esperar la fecha para el traslado.

Es importante recordar que el programa Vuelta a la Patria está dirigido esencialmente a atender a los venezolanos en el exterior que se encuentren en una situación económica precaria, que les impida costear el regreso a su país por sus propios medios y puedan certificar honestamente dicha condición.

En esta fase inicial, el Gobierno Nacional cubre completamente el traslado a Venezuela. Actualmente, se estudian otras modalidades diferentes al traslado aéreo, a fin de abaratar los costos, así como alternativas de financiamiento, dependiendo de la capacidad de cada persona.

El plan está siendo aplicado en una fase experimental, debido a la cantidad de solicitudes recibidas en las misiones diplomáticas de la República, en las que compatriotas migrantes han manifestado estar viviendo situaciones de dificultad personal, económica y de diversa naturaleza, y piden el apoyo del Gobierno Nacional para regresar al país.

Ya en la fase de retorno, los repatriados podrán integrarse al sistema de protección social que ofrece el Gobierno Bolivariano, aportando además su contribución en el Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica que se lleva a cabo en el país, a través de su participación en los programas, misiones y grandes misiones habilitadas por el Presidente Nicolás Maduro.

Así, podrán registrarse en el sistema del Carnet de la Patria y disfrutar de los beneficios y políticas de protección social habilitadas por el Gobierno Nacional, que incluyen la posibilidad de solicitar empleo, vivienda, atención médica, educación, etc., de acuerdo a las necesidades de cada solicitante o su grupo familiar. En este sentido, el sistema de misiones hará seguimiento, bajo un concepto integral, al grupo familiar retornado para facilitar su efectiva y rápida reinserción laboral y social en nuestra patria.

El Plan Vuelta a la Patria, como todas las políticas sociales de la Revolución Bolivariana, es inclusivo y no tiene sesgo político o partidista alguno. Solo a aquellas personas que tengan cuentas pendientes con la justicia, en Venezuela o en el extranjero, que hayan participado en actos públicos de violencia o delitos de odio contra el pueblo venezolano, les podrá ser condicionada su participación en el programa.

La fase de retorno inicia tras realizar los chequeos y comprobaciones correspondientes, establecidas en el registro, y la obtención de los permisos para el transporte, así como el cumplimiento de los plazos determinados por las autoridades de cada país y resueltos los permisos migratorios y otros requisitos exigidos.

El orden en que definirán las listas para el retorno se decidirá de acuerdo a los casos de mayor sensibilidad y vulnerabilidad en materia de salud, a fin de brindar mayor protección a las familias con niños, mujeres embarazadas, adultos mayores, etc. Los solicitantes deben ser pacientes y esperar para que cada etapa de la repatriación se cumpla de manera satisfactoria para todos.

Prensa Digital MippCI/ Prensa Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en España, 29 de octubre de 2018

 

 

link CDCVE